Logotipo SISTEMA
  • Programa de Mediación en ruptura de pareja y orientación e intervención familiar.

    FOTO 0001

    El programa de mediación en ruptura de pareja y orientación e intervención familiar:

    Se trata de un programa de carácter GRATUITO para los usuarios, financiado por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha

    Programa de mediación en ruptura de pareja

    Está dirigido a parejas casadas y no casadas residentes en Castilla la Mancha, que han decidido ambos o al menos un miembro de la pareja poner fin a su convivencia.

    Tiene como objetivo fundamental el ayudarles a comunicarse y a conseguir acuerdos para que su separación o divorcio se realice de la manera menos dolorosa posible y pueden seguir siendo madre y padre, aunque dejen de ser pareja.

    Es un proceso extrajudicial guiado por laintervención de una tercera persona, ajena, neutral y cualificada, denominada mediador/a que promoverá y facilitara la comunicación entre los miembros de la pareja para que se impliquen y encuentren sus propias soluciones en cuanto a la reorganización de la familia, aspectos relacionados con los hijos, organización de responsabilidades, reparto de cargas económicas...

    Pueden no llegar a un acuerdo en todos los temas mencionados, pero si hubiese acuerdos parciales, se elaborará un documento privado para las partes.

    Si llegan a un acuerdo en todos los temas, se plasmará en un convenio regulador, que podrán presentar ante su abogado y procurador, para poder ratificarlo ante un juez (Si así lo deciden).

    Beneficios de la mediación en ruptura de pareja:

    • Favorece la comunicación entre las partes, posibilita la creación de una atmósfera de cooperación entre los padres de la cual los hijos y las hijas se benefician.
    • Preserva la intimidad: los asuntos privados se tratan entre las partes y el mediador. La intimidad familiar y personal es un valor a proteger.
    • Ofrece un acuerdo adaptado a las necesidades particulares de cada familia.
    • Las decisiones que se adoptan provienen de las propias parejas, y no un Juez ajeno a su forma de vida. Evita largos y costosos procesos judiciales.
    • Rapidez. Evita que la tensión en la que vive la pareja en esos primeros momentos acabe dañando irreversiblemente la relación entre ellos o con los hijos/hijas.
    • Es flexible: los plazos, el ritmo y los temas a tratar se adaptan a las circunstancias de cada persona.